La  Sansevieria cylindrica es una de las plantas ornamentales que puedes encontrar en nuestra sección de plantas de interior y exterior. Es una de las plantas suculentas más famosas hoy en día por la curiosa y elegante forma de sus hojas, totalmente verticales y cilíndricas, y también por su dureza y durabilidad, siendo esta una planta perfecta para las personas que no quieren tener que estar cuidándolas constantemente. Además, agradecerás tenerla en tu habitación, ya que esta planta libera oxígeno por la noche.

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber para que tu Sansevieria Cylindrica crezca fuerte y sana en su nuevo hogar.

Ficha Técnica:

  • Nombre común:  Sansevieria, Lanza africana, espada de San Jorge, planta víbora o lengua de suegra.
  • Nombre científico: Dracaena cylindrica.
  • Familia: Liliaceae, suculenta. Dracanea.
  • Origen: Originaria de África tropical en Angola
  • Ubicación: Interior y exterior.
  • Floración:  Finales de primavera o verano
  • Luz: Sol indirecto y sombra.
  • Temperatura: Ideal entre los 15 y los 20ºC, aunque en verano puede aguantar bien temperaturas de 30º.
  • Riego: Bajo.
  • Abono: Cada tres o cuatro semanas añadiendo al agua de riego un fertilizante líquido equilibrado.
  • Propagación: por divisiones del rizoma o por hojas.
  • Crecimiento: Lento, principalmente en verano, se frena en invierno. Pueden alcanzar los 1.2 m
  • Poda: No requiere ningún tipo de poda.
  • Purificadora del aire
  • NO PET FRIENDLY

Conoce la Sansevieria:

Existen muchas variedades de sansevieria y gracias a su crecimiento, forma de sus hojas y su resistencia, hoy en día son todas unas plantas muy admiradas y apetecidas en el mundo de la decoración de interiores.

Su gran resistencia hace que sean muy adaptables a los climas secos presentes en los interiores de casas, oficinas, etc. Es una planta muy fuerte, que almacena el agua en sus hojas y pueden aguantar temperaturas muy altas.

Sus hojas, con ligeras pigmentaciones a franjas de colores verde oscuro con forma de lanzas cilíndricas pueden alcanzar en su hábitat natural hasta 2 metros de altura. En nuestros hogares podrá crecer desde 60 cm a 1,2 m máximo.

No se lleva bien con animales y bebés: puede ser tóxica si es ingerida o masticada, por lo que se recomienda no ponerla al alcance de estos. 

Purificadora del aire:

La NASA tuene considerada esta planta como una de las más beneficiosas para la calidad de nuestro aire. Tiene una excelente capacidad de absorber hasta 107 contaminantes atmosféricos, incluyendo el monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno. Además, otro estudio realizado por el Servicio de Medio Ambiente Wolverton, reveló que la Sanseviera absorbe el formaldehído, cloroformo, benceno, xileno y tricloroetileno, ganándose así la reputación de regenerar el aire, para el síndrome del edificio enfermo.

Luz, temperatura y ubicación:

Esta planta puede vivir en lugares sombríos, aunque agradece la luz brillante indirecta. En climas tipo el mediterráneo, se pueden ubicar tanto en el interior con buena iluminación como en el exterior, siempre que no sea un lugar con ambiente muy frio ya que no lo soporta bien.

Tanto en exterior como en interior, su ubicación perfecta será una semi sombra con luz indirecta. Su temperatura ideal se encuentra entre los 15 y los 20ºC, aunque en verano puede aguantar bien temperaturas de 30º.

Riego:

No necesitan mucho riego. Se recomienda regarlas solo cuando el sustrato esté completamente seco ya que de lo contrario podría tener efectos negativos para la salud de nuestras «sansis». Se riega directamente en el sustrato. Es recomendable eliminar el exceso de agua que pueda quedar en el plato o cubre maceta para que no se pudran sus raíces.

Abono, trasplante y reproducción:

Puedes trasplantar tu planta si ves que su crecimiento ha superado su maceta, o las raíces están rompiendola. También puedes hacerle un trasplante cada dos años, preferiblemente en primavera.

El sustrato adecuado debe ser como el recomendado para cactus y plantas crasas, que es ligero y permeable, lo que evita encharcamientos. Puedes aportarle fertilizante cada 3 semanas en verano. Usa un fertilizante universal para plantas de interior diluido a la mitad de la dosis recomendada en el paquete o fertilizante líquido para cactus y crasas.

Para su multiplicación se puede hacer mediante esqueje de hoja, cortando un trozo de una hoja y enterrarlo hasta la mitad en una maceta, resguardándola hasta que tenga raíces.

Plagas y enfermedades:

 Esta planta es bastante resistente y hay pocas cosas que la afectan negativamente, pero como todo, siempre alguna hay…

  • La cochinilla algodonosa la que la puede debilitar porque se alimenta de la savia de la planta. Con un simple bastoncito de algodón humedecido en agua las podremos eliminar.
  • Los hongos Botritys, Mildiu, Fusarium y Gloeosporium. Todos se pueden tratar con insecticidas´.
  • Exceso de agua. Esto hará que se pudra, se amarille y hasta incluso que muera.